martes, 4 de diciembre de 2012

Leyenda la Tulivieja

Hace mucho tiempo, cuando espíritus y seres humanos todavía convivían en armonía, un espíritu logró seducir a una joven muy hermosa del pueblo. De ese amor prohibido entre el espíritu y la joven, nació un bebé. La madre de la joven, con la intención de borrar el pecado, ahogó al niño en el río.

Leyenda la Tulivieja

Aún así, la joven no pudo librarse del castigo de los dioses, que la convirtieron en un monstruo, con grandes agujeros en el cuerpo de los que salían pelos tiesos y sus manos habían sido reemplazadas por garras, el cuerpo de gato y unas patas como las de caballo.

La joven, ahora conocida como la Tulivieja, fue obligada a viajar eternamente en busca de su hijo muerto, por eso se escucha a veces a la orilla del río un sonido parecido al de algunas aves con un tono fantasmal. En las luna llena, lograr recobrar su hermoso cuerpo, pero al escuchar el mínimo ruido  vuelve a convertirse en la Tulivieja.